El pasado sábado 27 de octubre, a las 11:30 de la mañana, las puertas del teatro del CMU Elías Ahúja se abrían para recibir a 500 personas que acudían para presenciar una obra de teatro. O al menos eso era lo que pensaban. En realidad acudían para vivir dos horas de emoción, belleza, alegría, superación…

Con el aforo completo y el público ocupando sus localidades las luces se apagaban y en escena aparecían 38 jóvenes sordociegos llegados desde el centro Santa Ángela de la Cruz de Sevilla para demostrar cómo se rompen las barreras de los sentidos. Lo que estaba a punto de ocurrir no se puede describir con palabras: auténtica magia.

Cinco representaciones que llenaron de magia el teatro del CMU Elías Ahúja

Los espectadores se quedaban sin palabras con el primer número que abría la mañana. Un espectáculo de equilibrismo y coordinación que dejaba muy claro una premisa: querer es poder.

Tras este número siguieron otros cuatro. Cada uno de ellos era un resumen de alguna de las diferentes actividades que realizan en el centro día a día. Así pudimos ver sobre el escenario alfarería, teatro, baile, deporte… demostrando que “hacer teatro es una de las maneras que tiene una persona que no puede ver ni oír para romper su incomunicación y su aislamiento social, siempre que cuente con el apoyo de personal especializado”.

Sevilla-Madrid en autobús. Un viaje de más de 500 kilómetros para demostrar que con ayuda se pueden superar las barreras que plantea el no poder ver ni oír. 120 minutos sobre un escenario en los que, privados de estos dos sentidos, los jóvenes actores transmitían emoción, belleza, alegría, energía positiva, amor…

Una muestra también del gran trabajo que día a día hacen todos los profesionales que forman parte del centro sevillano para “buscar, crear y fomentar todo tipo de actuaciones que permitan a la persona con sordoceguera su mejor formación individual y humana y su integración en la sociedad, de forma que pueda desarrollar al máximo sus capacidades”.

Fue una jornada muy especial para todos los que formamos parte del Mayor por la vinculación que tenemos con APASCIDE (Asociación Española de Padres de Sordociegos) y todos los que forman parte de su centro sevillano. Una estrecha relación que se mantiene a través de la parroquia Santa Ángela de la Cruz, situada en el barrio madrileño del Pilar y que atienden los PP. Agustinos que forman parte de la comunidad del Ahúja.

Esta relación en el día a día se ha hecho patente con varios eventos a lo largo de estos últimos años. En 2012 todo lo recaudado por nuestros colegiales en las actividades solidarias organizadas se donó a APASCIDE (XII Festival Solidario Elías Ahúja y VII Torneo deportivo solidario Elías Ahúja). Posteriormente en 2013 pudimos disfrutar de otra representación de estos jóvenes en nuestro teatro.

Esperamos volver a veros pronto y seguir aprendiendo de vosotros, porque fueron dos horas, pero… ¡vaya dos horas! Gracias por haber vuelto a venir y enhorabuena por vuestro trabajo. Hasta entonces, podemos revivir lo ocurrido sobre el escenario gracias al reportaje que el programa En lengua de signos de TVE grabó ese día en nuestro teatro y que se puede ver en el siguiente enlace (a partir del minuto 13:20).